Alieco nace para cubrir las necesidades que Manuel H. Ibáñez, fundador de la empresa, visionaba desde muy pequeño.


Todo empieza desde la visión de un niño, hijo de Pascual (agricultor) y de Dulce (costurera), que vive su infancia en Andalucía entre cultivos de algodón, cereales y olivos, y entre ovillos de lana y rebecas. 

Se diploma en Ciencias de la Educación y colabora con una finca biodinámica distribuyendo sus productos. 

Desde el inicio de su emprendimiento, hace más de 30 años, la misión de Manuel H. Ibáñez, fundador de Alieco, ha sido (y es) ofrecer productos íntegros, sanos de verdad, para mejorar la alimentación del ser humano y para dignificar la vida del agricultor. 

En conexión con la vida del agricultor y con la necesidad social de una salud óptima con productos saludables, nació Alieco. Desde el apoyo de distribución para los agricultores y proveedores, y la necesidad de ofrecer, a una población que demandaba y necesitaba (y necesita), productos ecológicos de calidad.

El inicio de la historia de Alieco se sitúa en Cercedilla (Madrid), en 1.979, cuando su fundador Manuel Ibáñez entró en contacto con el mundo agrícola colaborando con una granja biodinámica. Ya entonces el joven Manuel realizaba la función que hoy define a Alieco:

Conectar a productores y comerciantes del sector ecológico en unas condiciones favorables y justas. 

Alieco ha sabido adaptar su modelo de negocio y de distribución a todos los actores que forman parte de la cadena de valor de los productos ecológicos, para no perder ni una pizca de su calidad al llegar al consumidor final.  

El contacto directo con el agricultor permite a Alieco tener plena conciencia de su situación, asegurando su calidad de vida a través de encontrar un equilibrio en las condiciones de oferta y demanda en el sector. En las últimas décadas Alieco ha presenciado de primera mano el crecimiento del sector ecológico, sus nuevas necesidades, la adaptación constante y la competencia entre pequeños y grandes comerciantes. El tiempo y el trabajo realizado en estos años sitúan a Alieco como líder en la distribución de productos ecológicos encontrando siempre la mejor solución para sus clientes. 

Desde el inicio de su emprendimiento, la misión de Manuel  ha sido (y es) ofrecer productos íntegros, sanos, de verdad.

Contando en la actualidad con un gran surtido de productos ecológicos y biodinámicos, de más de 3000 referencias, estando presentes a nivel nacional en establecimientos solo especializados. 

Gracias a todos los que nos acompañáis en este camino. 

“Tras mucha lucha, constancia, sigo apostando por la misión / visión, por mi mensaje…desde siempre aposté, por el proyecto como modo de vida, no como un negocio enriquecedor económico, si no como un negocio enriquecedor social, creyendo en la visión y mensaje que desde pequeño me ha ido acompañando en mi emprendimiento personal y profesional” 

Manuel H. Ibáñez 

“En armonía con el Ser Humano y la Naturaleza”