CREMA DE HORTALIZAS, MISO Y COCO

Para preparar esta original y deliciosa receta, hemos escogido el caldo Genmai miso de Amandin, al cual añadimos diversas verduras y varios ingredientes típicos de la cocina oriental.

 

Se trata de una crema perfecta para los fríos días de invierno, como los que estamos teniendo actualmente, gracias a las verduras de raíz, que lleva como ingredientes.

 

La remolacha silvestre, el antepasado de la remolacha con la que estamos familiarizados hoy en día, se cree que se tiene su origen en la época prehistórica en el norte de África y creció de forma silvestre a lo largo de costas de Asia y Europa. En estos primeros tiempos, la gente comía exclusivamente la hojas y no las raíces de remolacha. Plantación de remolachaLos antiguos romanos fueron una de las primeras civilizaciones que cultivaron remolacha para utilizar sus raíces como alimento. Las tribus que invadieron Roma extendieron la remolacha a todo el norte de Europa donde se utilizaron al principio para la alimentación animal y posteriormente para el consumo humano que se popularizó en el siglo 16. La popularidad de la remolacha creció en el siglo 19 cuando se descubrió que era una fuente concentrada de azúcar. En la actualidad, el cultivo de la remolacha está muy extendido, en especial en Europa. Francia e Italia son los principales productores de esta raíz.

 

El Aceite de Coco Virgen se obtiene mediante presión en frío de la pulpa blanca del coco sin usar ningún tipo de producto químico. El Aceite de Coco es uno de los pocos alimentos que puede considerarse “superalimento”. Su combinación única de ácidos grasos de cadena media puede producir inmensos beneficios en su salud. Estos beneficios incluyen por ejemplo las pérdida de peso o la mejora de la función cerebral.

 

IngredientesCaldo_Miso

  • 100 g Remolacha cruda

  • 100 g Zanahorias

  • 50 g Cebolla

  • 2 c/g Aceite de coco

  • 300 ml Caldo Genmai miso eco Amandín

  • 50 ml Agua

  • 1 g Raíz de cúrcuma

 

Pasos a seguir

Paso 1

Pelar las remolachas y la cebolla. Raspar o cepillar las zanahorias. Cortar todas las hortalizas en trocitos.

Paso 2

Rehogar en una cacerola, con una pizca de sal y el aceite de coco, a fuego medio/fuerte unos 5 minutos. Tapar y seguir la cocción a fuego medio hasta que las hortalizas estén tiernas.

Paso 3

Añadir el caldo de miso, el agua, la raíz de cúrcuma y triturar hasta tener una crema fina.

Paso 4

Servir con unos picos o galletas sin gluten rotas y unas semillas tostadas. También se pueden asar las hortalizas al horno, para tener un sabor más concentrado.

 

Amandin_Blog_Crema-de-hortalizas-575x262